Home > Catolicismo > Oraciones para la Virgen de Guadalupe
Orar a la Virgen

La Virgen de Guadalupe es una de las entidades divinas que pertenece a la religión católica, la región en dónde posee más devoción y adoración es en México, pues se dice que la virgen se origina en dicha nación, sin embargo, por ser una de religión conocida a nivel mundial hay muchos creyentes que conocen las oraciones para la Virgen de Guadalupe, pues con estas obtienen fuerza espiritual y emocional.

Orar en momentos difíciles

Orar a la Virgen de Guadalupe

Orar a las divinidades de la religión que se profesa es uno de los hábitos más comunes de los creyentes, pues estos recurren a dichas divinidades con la finalidad de obtener auxilio, protección, resguardo, amor, salvación u otra respuesta, que les haga superar las situaciones que atraviesan, es por ello que existen múltiples oraciones que permiten que el individuo recupere su estabilidad espiritual.

Oraciones para la Virgen de Guadalupe

Oraciones para la Virgen de Guadalupe

“¡Oh Madre mía de Guadalupe!
Oh, Señora mía Santísima
hija de Dios Padre, Virgen Purísima
gloriosa, dulce, bendita,
no nos dejes sin tu ayuda Madre querida,
libranos de todos los peligros
auxílianos en las necesidades,
resuelve favorablemente
nuestros difíciles problemas
pues sabemos que para ti no hay imposibles.

A tu misericordioso corazón,
todo amor, magnimidad y dulzura,
y ante los pies de tu sagrada imagen
quiero hoy confiar mis difíciles, casi imposibles
problemas, angustias y penas.”

Otra de las oraciones para la Virgen de Guadalupe es la siguiente

“Hermosísima Madre de Guadalupe,
desde Los Cielos donde reinas acude en mi ayuda,
que tus manos nunca dejen de bendecirme
y tus ojos jamás dejen de mirarme con piedad,
que tu sagrada imagen siga inspirando en mí esperanza
y que siempre encuentre en ti remedio, refugio y protección,
a tus pies yo te ofrezco mi inmensa fidelidad y devoción,
te prometo vivir eternamente agradecido(a) por tus favores
y amarte con sinceridad cada día más y más

Santísima Señora de Guadalupe, madrecita linda,
ruega por mi y por todos tus hijos,
no dejes de pedir al Dios Padre por todos nosotros, que así sea.”

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*